seguro-comercio

Qué es el seguro de comercio

Todos los negocios deben tener entre sus primeras preocupaciones, asegurar todo lo que sea susceptible de asegurar, privilegiando asegurar a su personal, sus bienes y sus clientes, considerando que en todo negocio hay riesgos y un alto grado de incertidumbre del que no se puede escapar.

seguro-comercio

Para todos los comercios existen los seguros de comercio, los que se adaptan a cada necesidad y sector económico, ofreciendo coberturas y garantías que permiten recuperarse más rápido de cualquier desastre fuera de tu control en el negocio.

Las coberturas estándar en los seguros de comercio

Para los comercios, hay cientos de coberturas extras y adicionales que te ofrecerán las compañías de seguro a cambio de un recargo extra en tu póliza, pero todas comparten más o menos las mismas coberturas estándar, que serían las siguientes:

Daños Materiales:

Esta cobertura te protege de cualquier desastre material, cubriendo todos o parte de los costos de reparación o reposición de los daños causandos por las siguientes situaciones:

  • Incendio
  • Explosión
  • Caída de rayos o humo
  • Impactos de cualquier tipo (vehículos, naves, otros)
  • Pérdida total del edificio
  • Medidas de la autoridad y de salvamento
  • Siniestros con orígen en fenómenos eléctricos del edificio o ajuar asegurado

Gastos:

Las pólizas cubren los gastos derivados de cualquier siniestro que se produzca debido a las situaciones descritas anteriormente, ya que por ejemplo, un incendio implica tener la intervención de bomberos, perder información valiosa que debe ser recuperada, recuperar los muebles, limpiar y sacar escombros. Todo esto sin contar que por un siniestro tan sorpresivo como un incendio podrías necesitar cubrir el alquiler de otro local para continuar funcionando, obtener nuevos permisos y licencias y volver a comenzar.

seguros

Responsabilidad Civil:

En cualquier comercio puedes sufrir un siniestro que cause daños o incluso la muerte de un tercero, o cual te obliga a indemnizar a ese tercero si eres civilmente responsable del daño. Hay varios tipos de responsabilidad civil que se cubren en los seguros de comercio, que serían:

RC Inmobiliaria: Esta es la responsabilidad derivada de usar o ser propietario de un edificio asegurado, o de ejecutar trabajos de mantención o reformas dentro de él.

RC Actividad: Esta es la responsabilidad que te corresponde por el mismo funcionamiento de un negocio, es decir por siniestros que deriven de una actividad económica, incluyendo los actos maliciosos de empleados y clientes.

RC Patronal: Esta cobertura te protege para siniestros donde los principales perjudicados resulten ser tus empleados. Esta es una responsabilidad que siempre debe contratarse en los negocios, ya que una demanda por RC de un empleado que se ha accidentado dentro del local puede significar un costo y desgaste enorme en términos de tiempo y dinero.

RC Civil de Productos: Esta cobertura se utiliza cuando la responsabilidad deriva del suministro de bebidas y alimentos. Es una cobertura idónea para restaurantes, donde la comida circula caliente a diario a través de pasillos y escaleras, y nunca se sabe si alguien puede resultar quemado o intoxicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *